Sint-Pietersabdij kampvuur

Nues­tras casas his­tó­ri­cas cie­rran tem­po­ral­men­te sus puer­tas.

Reina el silencio. Reina el silencio en nuestras abadías, en nuestros palacios urbanos, en nuestro castillo. Justo ahora nuestras casas ansían más que nunca vuestras miradas de admiración desde la torre del homenaje, vuestros susurros por los pasillos, vuestras ensoñaciones en nuestros salones, vuestra sonrisa al escuchar nuestras audioguías y vuestras agradables conversaciones posteriores en el bar de Pietersbar. Justo ahora a todos nos gustaría salir, en busca de calor y seguridad. Justo ahora un rayo de cultura resultaría de lo más sanador…

Pero debemos contenernos. Nosotros, por tanto, cumpliremos estrictamente las nuevas medidas al 100 %. Solo juntos podemos contener la expansión del coronavirus y servir de amortiguador para nuestros hospitales y su personal. 

Nos complace haber podido daros la bienvenida en los últimos meses. Y estamos orgullosos de haber logrado con éxito hacerlo de una forma segura y agradable. Sin embargo, el virus ha vuelto con más fuerza esta vez. Todos debemos volver a buscar el calor de nuestras casas e intentar hacer todo lo que esté a nuestro alcance. 

Si tienes entradas para alguna de nuestras casas históricas, nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible. Hemos anulado o aplazado todos nuestros eventos, de momento hasta finales de noviembre.  

Mientras tanto, seguimos trabajando entre bambalinas en nuevos proyectos y planes. Volveremos... cuando lo podamos hacer de forma segura. 

Cuidad de vuestro entorno social y de vosotros mismos. Mantened el contacto con amigos y familiares, para que podamos conservar el calor. Y para todo aquel que anhele algo de vegetación y de aire fresco: vamos a abrir el jardín de la Abadía de San Pedro de martes a viernes. Disfrutadlo mucho, pero asegurad un espacio seguro. 

El equipo de Historische Huizen Gent