Hotel d'Hane Steenhuyse tuin
© Karen Borghouts

Un oasis de paz

Escapa del bullicio de la calle Veldstraat por un momento y relájate en el hermoso jardín amurallado de este palacio del siglo XVIII. Disfruta de un concierto a la hora del aperitivo en verano y siéntete como un invitado con la noble familia d'Hane de Steenhuyse. ¡Disfruta tomando una deliciosa taza de café con el telón de fondo de un ambiente noble!

Hotel d'Hane Steenhuyse

Un hotel urbano con una exuberante naturaleza

El hotel d'Hane Steenhuyse es una mansión que rebosa naturaleza. Aunque a primera vista no lo parece, la naturaleza está abundantemente presente desde la fachada de la calle hasta la puerta trasera. Las familias que residían allí no solo disfrutaban del jardín, sino que la naturaleza, como adorno, se introducía en la casa para hacer la vida en la ciudad mucho más placentera. El jardín era un elemento indispensable en la vida urbana de los nobles.

 

Un jardín de ensueño con un invernadero de naranjos, un invernadero común y un huerto de árboles frutales

Valérie van Pottelsberghe de la Potterie (1839-1902), viuda del conde Borluut, no solo era amante del arte sino que también adoraba los jardines. Convirtió el césped del siglo XVIII, un tanto aburrido, en un hermoso jardín de ensueño con un invernadero de naranjos, un invernadero común, viñedos, rosales y enormes árboles frutales. Cierra los ojos y siéntete como un invitado en el paraíso urbano de Madame de la Potterie, ¡entre florecientes árboles frutales y fragantes flores! Desde que desapareció el último peral, el césped actual sigue esperando un nuevo diseño.

Casa Arnold Vander Haegen

Un jardín de recolección para los amantes de las plantas

Después de tu visita a la casa Huis Vander Haeghen, no dejes de visitar el pequeño jardín de recolección. Déjate vencer por la tentación de recoger deliciosas verduras frescas, frutas y hierbas.

¡Y todo esto en la calle comercial más concurrida de Gante!